Vía Romana

A partir de Sant Salvador de Bianya y hasta el cuello de Capsacosta, es muy fácil de recorrer la calzada romana, que en varios tramos presenta un excelente buen estado de conservación.

Esta calzada era denominada, según algunos estudiosos, Vía Annia y era un ramal de la Vía Augusta. Desde Figueres entraba hacia la zona de la montaña, y después de cruzar la llanura de Bianya trepaba por el Capsacosta y seguia hacia el cuello de Ares, para volver a enlazar después, ya dentro de la Galia, con la citada via principal.

Una oportuna acción de limpieza y consolidación ha permitido que la vía romana, testigo excepcional de un periodo histórico de gran trascendencia para nuestro país, haya recuperado su importancia monumental, mostrando una serie de muros, guarda-ruedas y otros elementos que ponen de manifiesto el extraordinario trabajo de construcción realizado unos dos mil años atrás.